La identidad de tu empresa tiene que ser coherente, con lo que eres y ofreces.

Generalmente, toda empresa comienza desde cero y es normal que, durante su primera etapa de desarrollo, tenga un crecimiento desorganizado en todo sentido. Esto es aún más notorio en cuanto a la identidad de la empresa se refiere. Nombres poco adecuados, logotipos de mala calidad, papelería y folletería que no sigue ninguna norma o son más bien realizados bajo el capricho del encargado en turno. Estos son solo algunos de los rasgos que reflejan este crecimiento desorganizado en materia de imagen.

Si has llegado aquí, tal vez sea porque estás en el proceso de crear una nueva empresa o simplemente piensas que ya es momento de preocuparte por la imagen que tu empresa proyecta. La clave es crear una identidad que comunique profesionalismo desde un principio.

Esta guía enumera los conceptos más importantes a considerar a la hora de la creación de la identidad de todo tipo de empresa, sin importar su tamaño o antigüedad. Te sugerimos utilizarla a manera de “check list”, a fin que de que puedas alcanzar todos estos objetivos.

1. Nombre

Elige un gran nombre. El nombre representa el primer contacto de los consumidores con tu empresa, debe ser claro, representativo y fácil de reconocer. Si tu nombre actual no te funciona, ¡cámbialo!

Es necesario hacer una diferenciación entre el nombre “comercial” y la “razón social” de la empresa (sin importar que seas una persona física o moral). Para efectos fiscales es importante el nombre de la razón social (ej. Bebidas Mundiales, SA de CV), pero comercialmente, es más importante el nombre con el que te darás a conocer y que constituirá tu marca (ej. Coca Cola). El nombre comercial y la razón social puede ser la misma, pero no es una norma, todo depende de tus planes y objetivos)

2. Logotipo

Has que tu nombre sea reconocible y memorable. El logotipo es la representación gráfica de tu nombre, en un sentido más amplio, es la forma visual, rápida e inmediata de fijar en la memoria de las personas una marca o la identidad de la misma. Existen diferentes tipos de logotipos, los que hacen uso exclusivo de diseño tipográfico, los que utilizan algún símbolo o la mezcla de ambos.

3. Marca

Registra tu marca. Una vez que has elegido el nombre con el que te darás a conocer y su logotipo, es muy importante que lo registres como una marca (en México este trámite se realiza ante el IMPI y existen diferentes tipos y categorías.

¿Por qué es importante el registro de la marca?

El registro te da la propiedad y exclusividad sobre el uso de la marca (y también el logotipo) y te otorga la capacidad de defender este bien intangible por el uso no autorizado de la misma. El titular de la marca (que puede ser una persona física o moral) tiene también la facultad de autorizar el uso de la misma a terceros por medio de contratos y licencias. Es por lo tanto acreedor a recibir una remuneración; siempre que se haga un uso, debido o indebido, de su marca; como es en el caso de las franquicias

4. Papelería

Proyecta una imagen profesional. Una vez que has definido el nombre, el logotipo e idealmente la marca, aunque muchas empresa suelen dejar este paso para más adelante cuando estén más consolidadas, es momento de comenzar a dar forma a la identidad de la empresa a través de uno de sus recursos más básicos, la papelería.

Este rubro es muy amplio, pero dos de los ejemplos principales son: la tarjeta de presentación y la hoja membretada. A este grupo se le unen  formatos como la factura, órdenes de compra, pedimentos, notas, remisiones, etc.

5. Folletería

Date a conocer. Un folleto es una herramienta de marketing comúnmente utilizada para anunciar un servicio o una oferta de producto. Toma la forma de un panfleto o volante que se usa para distribuir información sobre prácticamente cualquirr tema. Los folletos permiten a las empresas presentar nuevos productos y servicios a clientes existentes o aumentar su alcance publicitando a nuevos clientes potenciales. Se pueden entregar en persona, enviar por correo o dejar en empresas específicas que estén dispuestas a ayudarlo a llegar a sus clientes.

6. Publicidad

A pesar de que un anuncio publicitario forma parte de la identidad de la empresa, hoy en día está ligado al desarrollo de una campaña publicitaria que puede tener fines muy variados como:, posicionar la marca, promocionar un producto o servicio, o dar a conocer una nueva sucursal, pero inevitablemente su objetivo principal es el de generar más ventas o incrementar las fuentes de ingresos.

La publicidad puede verse reflejada en una gran cantidad de medios. Los tradicionales como directorios, revistas y periódicos; La radio y televisión; espectaculares y vallas publicitarias en exteriores; y más recientemente los medios “online” (en internet) a través de buscadores, blogs o videos.

7. Página web

Date a conocer en Internet. Hoy en día es de vital importancia contar con una página web donde puedas dar a conocer tu marca, tus productos y tus servicios, además de ofrecer algún tipo de valor agregado por medio de los servicios “online” o “apps” (aplicaciones). Es muy común que existan empresas cuya operación ocurre 100% en internet.

Una página web (o sitio web) es documento electrónico, accesible desde un navegador web, cuya finalidad es la de difundir información (estática o dinámica) de cualquier índole a través de la World Wide Web.

En una página web se reúnen todos los elementos o pasos que vimos anteriormente para construir la identidad de tu empresa. Puedes dar a conocer tu nombre, tu logotipo, tu marca; debe reflejar la identidad que consistentemente has creado a través de la papelería; puedes mostrar y compartir folletos informativos y generar campañas publicitarias en línea.

Aunque existen muchos pasos más para crear la identidad de tu empresa, estos agrupan de manera general los pasos más importantes y de los cuales se desprenden muchas otras áreas de las cuales abundaremos más adelante.

Si tienes dudas, o deseas que te ayudemos en la creación de la identidad de tu empresa, no dudes en contactarnos.

Share This